Agencia PS Valencia Metropolitana
Líderes en
"Soluciones para el Cumplimiento"

Actualidad

 
Principales alérgenos alimentarios 2
29 de Julio

 

¿Cuáles con los principales alérgenos alimentarios?

Aunque existen más de 160 alimentos que pueden provocar reacciones alérgicas a las personas con alergias a los alimentos, el reglamento identifica a los catorce alimentos alérgenos más comunes. Estos dan cuenta del 90 por ciento de las reacciones alérgicas y constituyen la fuente de los que se derivan muchos otros ingredientes.
 
Los catorce alimentos identificados por el Reglamento (UE) nº 1169/2011, relativo a la información alimentaria son:
Cereales que contengan gluten, a saber: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados.
Crustáceos y productos a base de crustáceos.
Huevos y productos a base de huevo.
Pescado y productos a base de pescado.
Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.
Soja y productos a base de soja.
Leche y sus derivados (incluida la lactosa).
Frutos de cáscara, es decir: almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfóncigos, nueces macadamia o nueces de Australia y productos derivados.
Apio y productos derivados.
Mostaza y productos derivados.
Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.
Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro en términos de SO2 total, para los productos listos para el consumo o reconstituidos conforme a las instrucciones del fabricante.
Altramuces y productos a base de altramuces.
Moluscos y productos a base de moluscos.
 
Estos catorce alimentos, y cualquier ingrediente que contenga proteínas derivadas de uno o más de ellos, se encuentran designado como los principales alérgenos alimentarios.
 
Cómo se deben detallar los principales alérgenos alimentarios:
 
El citado reglamento exige que las etiquetas de los alimentos identifiquen los nombres de las fuentes alimentarias de todos los principales alérgenos alimentarios que se utilizaron para fabricar el producto. Este requisito se cumple si el nombre común de un ingrediente (por ejemplo, suero de leche), que es uno de los principales alérgenos alimentarios, identifica el nombre de la fuente del alérgeno (por ejemplo, leche). De lo contrario, el nombre de la fuente alimentaria se debe indicar como mínimo una vez en la etiqueta del alimento en una de las dos siguientes formas.
Debe aparecer el nombre de la fuente alimentaria de un alérgeno alimentario principal:
Entre paréntesis, después del nombre del ingrediente.
Ejemplos: lecitina (soja), harina (trigo), y suero (leche) inmediatamente, después de o junto a la lista de ingredientes en una declaración que diga “contiene”. 
Ejemplo: Contiene trigo, leche y soja.
Ya hemos publicado en anteriores ocasiones, diferentes POST relacionados con los alimentos que contienen alérgenos:
 ¿Cómo gestionar un Plan de Control de Alérgenos en mi establecimiento?
4 Pasos para Cumplir con la Normativa de Alérgenos
 
Cómo reconocer los síntomas:
Los síntomas de las alergias a los alimentos aparecen generalmente a los pocos minutos o dentro de las dos horas desde que una persona ha ingerido alimentos a los cuales es alérgica.
Urticarias
Piel colorada o sarpullido
Sensación de hormigueo o comezón en la boca
Inflamación de la cara, lengua o labios
Vómitos o diarrea
Calambres abdominales
Tos o silbidos al respirar
Mareo o aturdimiento
Inflamación de la garganta y cuerdas vocales
Dificultad para respirar
Pérdida de conciencia
 
Información sobre otros alérgenos:
 
Además, las personas podrían ser alérgicas y tener reacciones graves a alimentos distintos a los catorce alimentos identificados por el reglamento. Por lo tanto, hay que asegurarse de leer cuidadosamente la lista de ingredientes de la etiqueta de los alimentos para evitar los alérgenos que lo afectan a usted.
La cruda realidad: Las alergias graves a los alimentos pueden representar un riesgo vital. 
Después de ingerir un alérgeno alimentario una persona con alergia puede experimentar una reacción alérgica de riesgo vital grave, llamada anafilaxis.
Esto puede llevar a:
La constricción de las vías respiratorias en los pulmones.
La disminución grave de la presión arterial y shock (“shock anafiláctico”).
La asfixia por inflamación de la garganta.
Incluso podemos encontrar otros alérgenos en fármacos.
Fármacos alérgenos
 
Desde el pasado 13 de DICIEMBRE de 2014, el Reglamento de la Unión Europea 1169/2011, en su artículo 44, obliga a todas las colectividades y a  los establecimientos que venden o sirven comidas, a INFORMAR DE LOS ALIMENTOS PREPARADOS CON ALÉRGENOS, para que cualquier consumidor sepa qué puede comer o qué no puede comer, en igualdad de condiciones que otro y sin tener que identificarse ni pedir trato especial. Se trata así de garantizar la ausencia de alérgenos en determinados platos para que se puedan consumir sin riesgo.
Así mismo, disponemos de diferentes herramientas para aprender a gestionar eficazmente un Plan de Alérgenos: 
Curso de Diseño, Implantación y Gestión del Plan de Alérgenos, 
Curso específico en intolerancias y control de alérgenos entre otros. 
En todos estos cursos aprenderéis como redactar una “carta de alérgenos”, que productos elaboráis que contienen alérgenos, como etiquetar cada alimento, como facilitar la información de alérgenos al consumidor, etc.
 
Además, disponemos de procesos de cumplimiento a través de proyectos de consultoría del área de seguridad alimentaria, con el que un/a expert@ de la compañía te asesora y acompaña durante la implantación del Sistema APPCC, alérgenos y manipulación de alimentos.
 
Empresa Responsable con el VIH  y el Sida en EspañaFundación Metal AsturiasWorld Compliance AssociationSTAREGISTERPLAN DE RESPONSABILIDAD SOCIAL DE ARAGÓNTarjeta Profesional de la ConstrucciónMicrosoftHiscoxEmpresa colaboradora Un Reto Social EmpresarialRecomendados por AEPSALEstrategia de emprendimiento y empleo jovenMiembros firmantes del Pacto de LuxemburgoEntidad Acreditada por Servicio de Prevención AjenoMiembros de AENOAUniversidad de San JorgeIntedyaPrevilaborFondo Social Europeo
PrevenSystem 2019